El motor de nuestro comedor social

Demostramos lo que somos en los amigos que tenemos.

La amistad es más preciosa que el amor romántico. De ahí que sólo tiene amigos quien la preserva de sus amoríos.

Un amigo te pregunta ¿cómo estás? y aunque no se pare a oír la contestación, sí le importa, porque su objetivo no es mantener la amistad, sino que más bien se mantiene ella por sí misma en un compromiso mayor que uno mismo.

La amistad perdura en quienes comparten lo mejor de sí mismos sin estar forzados a ello por una pretensión.

Ellos son el motor de nuestro comedor social. Ascensión Salas, Margalida Palou, Toni Bauzá y nuestro presidente, Jonny Darder. Gracias a ellos y, a centenares de almas generosas, empresas solidarias y buenas personas, el comedor Social Tardor, es una realidad.

Gracias a todos.